Algo se está moviendo en el sector de la rehabilitación y últimamente no paran de preguntarnos:

accesibilidadEs necesario remarcarlo porque en España y en una gran cantidad de edificios de Zaragoza sufrimos graves problemas de accesibilidad. En ocasiones estos problemas tienen fácil solución y pasan por una pequeña rehabilitación del portal del edificio eliminando una serie de escalones para colocar una rampa con la pendiente correcta (y no las barbaridades que se hicieron años atrás).

Vamos a analizar el marco normativo para que no quede duda al respecto.

Marco normativo internacional

El 13 de diciembre de 2006 se aprobó la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad por parte de los estados miembros de la ONU.

Esta aprobación supone granes avance para personas con discapacidad, integrando el factor de la discapacidad como una cuestión de derechos humanos. Este instrumento se convierte en una herramienta jurídica vinculante a la hora de defender los derechos de estas personas.

Artículo 3. Principios Generales

Los principios de la presente Convención serán:

a) El respeto de la dignidad inherente, la autonomía individual, incluida la libertad de
tomar las propias decisiones, y la independencia de las personas.
b) La no discriminación;
c) La participación e inclusión plenas y efectivas en la sociedad;
d) El respeto por la diferencia y la aceptación de las personas con discapacidad como

parte de la diversidad y la condición humanas;
e) La igualdad de oportunidades;
f) La accesibilidad;
g) La igualdad entre el hombre y la mujer;
h) El respeto a la evolución de las facultades de los niños y las niñas con discapacidad y
de su derecho a preservar su identidad.

ACCESIBILIDAD UNIVERSAL

En esta convención queda definido el concepto de ajustes razonables:

Artículo 2. Definiciones

Ajustes Razonables

Por «ajustes razonables» se entenderán las modificaciones y adaptaciones necesarias y
adecuadas que no impongan una carga desproporcionada o indebida, cuando se
requieran en un caso particular, para garantizar a las personas con discapacidad el goce
o ejercicio, en igualdad de condiciones con las demás, de todos los derechos humanos y
libertades fundamentales.

Accesibilidad nacional

Marco normativo nacional

Por otro lado, en España el 29 de Noviembre de 2013 se aprueba el R.D Legislativo 1/2013 por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión socialEn Este R.D. tiene por objeto garantizar el derecho a la igualdad de oportunidades y de trato, la promoción de la autonomía personal, de la accesibilidad universal, entre otros.

Entre otros puntos, este R.D. recoge:

  1. Un régimen de infracciones y sanciones que garantizan las condiciones básicas en materia de igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal.
  2. Ámbito de aplicación. Personas con deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales, y más concretamente con un grado de discapacidad igual o superior al 33%.
  3. Una serie de normas técnicas sobre edificación con previsiones relativas a las condiciones mínimas  que deberán reunior los edificios de c
    ualquier tipo para permitir la accesibilidad de las personas con discapacidad.
  4. Concepto de rehabilitación de vivienda a efecto de la obtención de subvenciones.

Como final, el 26 de junio de 2013 se emite la Ley 8/2013, de 26 de junio, de rehabilitación, regeneración y renovación urbanas, más reciente y conocida por todos.

Esta ley supone una modificación de varias normativas, entre las que están la ley del suelo, donde modifica el Artículo 10 del siguiente modo.

Ley 49/1960, de 21 de julio, sobre propiedad horizontal.

Artículo 10

1.1. Tendrán carácter obligatorio y no requerirán de acuerdo previo de la Junta de propietarios, ……, las siguientes actuaciones:
b) Las obras y actuaciones que resulten necesarias para garantizar los ajustes razonables en materia de accesibilidad universal y, en todo caso, las requeridas a instancia de los propietarios en cuya vivienda o local vivan, trabajen o presten servicios voluntarios, personas con discapacidad, o mayores de setenta años, con el objeto de asegurarles un uso adecuado a sus necesidades de los elementos comunes, así como la instalación de rampas, ascensores u otros dispositivos mecánicos y electrónicos que favorezcan la orientación o su comunicación con el exterior, siempre que el importe repercutido anualmente de las mismas, una vez
descontadas las subvenciones o ayudas públicas, no exceda de doce  ensualidades ordinarias de gastos comunes. No eliminará el carácter obligatorio de estas obras el hecho de que el resto de su coste, más allá de las citadas mensualidades, sea asumido por quienes las hayan requerido.

 

AJUSTES RAZONABLES

No puedo acceder a mi vivienda porque mi portal tiene escalones…

No se trata de una persona mayor de 70 años, ni de una persona con nivel de discapacidad del 33%, se trata de mi mismo cuando jugando al rugby me fracturé tibia y peroné y tuve que permanecer varias semanas con la pierna escayolada.

Los problemas de accesibilidad nos afectan a todos.